¿Qué es el Parque Arví?
que-es-el-parque-arvi

El Parque Regional Ecoturístico Arví (Parque Arví), localizado en el corregimiento de Santa Elena (Medellín - Colombia), es un parque abierto desarrollado en predios de uso público, creado para el disfrute de toda la comunidad local, nacional e internacional, que mediante la construcción de una oferta turística organizada, permite consolidar una estrategia de conservación y promoción de las potencialidades y fortalezas del corregimiento, exaltando su riqueza cultural y ambiental así como el patrimonio arqueológico, la tradición silletera y  el emprendimiento de su gente, a través de una propuesta de turismo de naturaleza sostenible.

Con abundantes bosques de niebla, que son una de las riquezas naturales más importantes para el territorio, el Parque Arví conserva la calidad de las aguas que van a parar a los valles de Aburrá y San Nicolás, además, de ser el hábitat de flores, musgos, hongos, sarros, ranas, aves, mariposas y muchas otras especies que son de vital importancia para la conservación del bosque.

La palabra Arví, no tiene una definición y significado exacto; se dice, que proviene de un vocablo indígena que busca simbolizar la abundancia, estando directamente asociado con el término “Bocachico”, un pez que era encontrando en grandes cantidades en el territorio por los indígenas. Así mismo el término hace referencia a una leyenda que se remonta a la época de la colonización donde los españoles buscaban el “Valle Arví”, con la intención de encontrar un territorio con una gran riqueza en oro y sal.

El Parque Arví está abierto al público de martes a domingo, entre las 9:00 a.m. y las 6:00 p.m. Cuando el lunes es día festivo (en Colombia) el Parque abre en el horario mencionado y se cierra por mantenimiento el martes siguiente al día festivo.

El Parque Arví se encuentra ubicado entre los municipios de Medellín y Guarne (Antioquia – Colombia) en las veredas de Piedras Blancas, Piedra Gorda, Mazo y Barro Blanco, con un área aproximada de 1.761 hectáreas que hacen parte de la Reserva Natural Protectora del Río Nare

Se localiza aproximadamente a 25 kms del centro de Medellín, con una altura entre los 2.200 a 2.600 m. sobre el nivel del mar. Predomina el clima frio con una temperatura que oscila entre 12°C y 17°C, en un ambiente tropical húmedo de montaña donde son abundantes los bosques de niebla.

Aproximadamente el 95% del área del Parque Arví corresponde al corregimiento de Santa Elena (Medellín) y el 5% restante al municipio de Guarne (oriente antioqueño).

Santa Elena es uno de los cinco (5) corregimientos (zonas rurales) de Medellín, posee una extensión de 70,4 Km2 y se encuentra localizado al oriente de la ciudad a unos 18 kms del centro urbano. Posee un clima tropical húmedo de influencia de montaña, donde la temperatura promedio es de 15°C.

El territorio está dividido en once (11) veredas (aunque tradicionalmente incorpora ocho (8) veredas de otros municipios) que son habitadas por cerca de 19.000 personas a quienes se les conoce con el gentilicio de “Santaelenenses”.

Limita al norte con los municipios de Copacabana y Bello, al sur con el municipio de Envigado, al oriente con los municipios de Rionegro y Guarne y al occidente con el perímetro urbano de Medellín.

El territorio fue habitado por los indígenas Tahamí, una tribu que explotaba y comercializaba sal, la cual era abundante en el territorio. En la época de la conquista, Piedras Blancas (vereda de Santa Elena) fue fundamental en el descubrimiento del Valle de Aburrá y se convirtió en una zona desarrollada a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX por la minería de oro, una actividad que posteriormente sería perjudicial por la destrucción de la vegetación natural.

Es un corregimiento rico en aguas, siendo la quebrada Santa Elena la principal cuenca hidrográfica. Es reconocido por la identidad, cultura y tradición silletera.

Guarne es un municipio ubicado al oriente de Antioquia (Colombia), a 2150 mts sobre el nivel del mar, con una temperatura promedio de 17°C y a una distancia aproximada de Medellín de 21 kms. Posee una extensión de 151 Km2, divida en un 97% de extensión rural y un 3% en área urbana.

Está cruzado por la autopista Medellín – Bogotá. Limita al norte con los municipios de Copacabana y Girardota, al sur con Rionegro, al occidente con Medellín y al oriente con el municipio de San Vicente.

Guarne es un municipio rico en aguas, siendo este elemento una de las mayores riquezas naturales del territorio. La economía está basada principalmente en las explotaciones agropecuarias, seguido por la actividad industrial.

El patrimonio ambiental se puede definir como la conformación de todos los recursos naturales de un territorio, comprende diversidad de ecosistemas naturales, ríos, selvas, especies silvestres vegetales o animales.

Los bosques de niebla hacen parte de este patrimonio y son una de las riquezas más importantes para el corregimiento de Santa Elena, porque conservan la calidad del agua que va a parar a los valles de Aburrá y San Nicolás, además de ser el hábitat de flores, musgos, hongos, sarros, ranas, aves, mariposas y muchas otras especies de vital importancia para la conservación del bosque.

El Parque Arví es un escenario perfecto para realizar actividades de recreación pasiva, contemplación y educación, dado su importancia y relevancia como zona de reserva y protección ambiental, donde se puede evidenciar la diversidad de flora, fauna y la riqueza paisajística de este territorio.

Gran variedad de nacimientos y quebradas enriquecen el paisaje y surten los diferentes acueductos que hay en el territorio. El agua ha sido fundamental en el desarrollo de la zona, siendo la quebrada Santa Elena un recurso hídrico de gran valor e importancia para el territorio ya que en ella confluyen la mayoría de los afluentes de la zona.

En Arví tienen origen varias fuentes de agua, que forman parte de las dos más grandes cuencas hidrográficas del país (Magdalena y Cauca). El sistema hídrico del Parque Arví está dominado por tres quebradas principales: Piedras Blancas, Espíritu Santo y Las Palmas.

El Parque Arví es el albergue de una variada vida silvestre; 69 especies de aves de montaña que dan vida al dosel del bosque, cangrejos de agua dulce, que demuestran la pureza hídrica, mariposas nacaradas que aparecen cíclicamente a la misma hora del día, mamíferos diurnos y nocturnos identificados por sus huellas e insectos que mantienen en orden el suelo por donde caminamos. Estas especies son responsables de mantener el bosque vivo, por eso debemos cuidarlos y protegerlos.

Plantas en todos los estratos del bosque: estrato arbóreo, sotobosque, hierbas y bejucos. 540 especies, pertenecientes a 258 géneros, 173 familias botánicas, dentro de las cuales se resaltan variedad de helechos, bromelias, anturios y orquídeas, son las encargadas de embellecer el bosque y los caminos del Parque Arví.

En cuanto a las formaciones superficiales que componen el suelo en el Parque Arví, están los floramientos de roca conformados de ceniza volcánica, todas ellas con características composicionales y morfológicas diferentes.

El corregimiento de Santa Elena es reconocido por la tradición silletera, una tradición que se conoce desde la época prehispánica y que inicialmente se trató de un medio de transporte, donde campesinos e indígenas cargaban a sus espaldas personas y productos hacia Medellín y municipios cercanos.

Estos cargueros, conocidos como silleteros, han sido declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación, y son personas que a través de las flores transmiten de generación en generación, por más de 150 años, las prácticas campesinas y los conocimientos ancestrales.

Aparte de la cultura silletera, existen otras manifestaciones culturales como las tradiciones rurales y las costumbres campesinas que, a pesar de estar cerca de la ciudad, se siguen conservando en el territorio.

El territorio es una zona de riqueza patrimonial y de hallazgos arqueológicos, que permiten contar historias de orígenes milenariamente ancestrales, como la red de caminos antiguos, algunos de trocha y otros en piedra, con sus evocaciones prehispánicas sobre rutas de sal, oro y madera.

En el año 1998, el Ministerio de Cultura realizó la declaratoria como bien de interés cultural de la nación a la Cuenca Alta de la Quebrada Piedras Blancas por la importancia arqueológica que representa este espacio bajo la Resolución 797 del 31 de julio de 1998.

Diseñado y Desarrollado por Actividad Creativa