Huella de Carbono

En Arví trabajamos para devolverle a la naturaleza algo de lo que nos ha prestado. Reconocemos el impacto que generamos en el medio ambiente y lo mitigamos de tu mano, sembrando y conservando los árboles de este territorio.

La huella de carbono es un indicador que mide el impacto de una actividad sobre el calentamiento global. Este indicador ambiental es la suma de todas las emisiones de Gases de Efecto Invernadero causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto. De forma simple, la huella de carbono se puede entender como la marca que se deja sobre el medio ambiente con cada actividad que emite gases de efecto invernadero.

La huella de carbono se expresa en unidades de carbono equivalente (CO2eq). Se utiliza esta unidad, pues la Huella de Carbono va más allá de la medición única del CO2 emitido, ya que tienen en cuenta todos los GEI que contribuyen en el calentamiento global para después convertir los resultados individuales de cada gas a equivalentes de CO2.

Es importante entender la huella de carbono no sólo como un elemento de cálculo, sino como un primer paso en el camino a la mejora y el compromiso de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero para contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Es claro que todas las actividades de la sociedad repercuten en los ecosistemas, así mismo, estos impactos deben ser mitigados conservando al máximo los espacios naturales y las especies que allí habitan.

En el Parque Arví, transferimos tu voluntad de donación a la acción por medio de la siembra de árboles en el territorio. Con esto, contribuyes a la conservación de la biodiversidad, la protección y restauración de los bosques naturales en un área de la Reserva Forestal Protectora del Río Nare.

¡Contamos contigo!

Calcula, dona y reduce.